COmadres, la tribu contemporánea


 

  La tribu COmadres fundada por Laura Cao (partera) y actualmente gestionada por un grupo de madres es un espacio  pensado por madres para madres.

Hacemos tribu de mamás todos los días, a nivel virtual y presencial.

 

La esencia de COmadres:

 

Reunirnos, para abrir y compartir en este espacio sagrado donde todos los corazones son escuchados. Donde, sin jerarquías, nos acercamos y hablamos de eso que nos mueve, que nos hace reflexionar, reir, llorar, que nos hace cuestionarnos, de "eso" en común que nos hace madres.

 

La tribu virtual 

 

Nos acompañarnos unas a otras compartiendo en: 

 

El blog: El diario de COmadres, bitácora de maternidad, los hijos, los encuentros, el ser mujer madre, son textos de mamás para mamás.

La esencia de las reuniones presenciales en los diferentes círculos.

 

Fan Page de FB: inquietudes e información, pensamientos, fotos, ... 

 

 

 La Tribu presencial 

 

Círculos de Madres de COmadres, son reuniones de crianza y contención para mamás,  en diferentes partes del D.F y estados de la República Mexicana.

 

"Un círculo de mujeres, es un Círculo de Poder."

 

El círculo de COmadres es un momento que nos hemos autogestionado y compartido porque en él hemos encontrado contención, espejo, apoyo, amor, hemos encontrado una tribu sostenedora.

 

¿De qué trata?

 

En todos los círculos de COmadres cuidamos que se conserven las raíces de esta iniciativa, sin embargo cada círculo tiene dinámicas de acompañamiento distintas, en todas se abordan temas sobre el ser madre, o bien de crianza, se eligen de acuerdo con las necesidades de cada círculo.

 

Hay una gestora que se encarga de convocar, investigar sobre el tema que se ha elegido, y moderar los comentarios durante la reunión. Es la guardiana del fuego del corazón de todas las madres que se reunen.

 

"Juntitas nos empoderamos"

 

Los círculos de COmadres no tienen ningún costo, sin embargo agradecemos los donativos que permiten que esta inciativa siga y permancezca siendo auto-sustentable.

 

Si eres mamá, te invitamos a acompañarnos, todos los corazones abiertos son bienvenidos al Círculo de Madres de COmadres.

 

***Hay reuniones en diferentes partes del D.F y estados de la República Mexicana. ***

 

Te invitamos a consultar la lista de las reuniones, sus gestoras y lugares.

 

Blog: co-madres.blogspot.com

 

Fan Page: www.facebook.com/comunidadcrianzacomadres

 

Correo electrónico de la tribu: tribucomadres@gmail.com

Lo más reciente en el Blog

Tribu COmadres

Bendecir a bebé que ha nacido... (mar, 13 sep 2016)
Los bebés vienen de las aguas, del mar que da vida, de las aguas donde todo es perfecto, ahí donde la vida se crea y se recrea, los bebés nacen bendecidos por las aguas maternas, y en la coronación (el momento donde la madre dilata y la cabeza de bebé esta justo coronando en la vulva) la puerta de la vida, se corona para la vida, es un Sí al amor, a la existencia... Hace unos meses una mamá me preguntaba como bendecir a su bebé una vez que ha nacido... Me he quedado con esa pregunta en la cabeza y me gustaría proponer una alternativa en la que la madre le de esa bendición a la vida. Antes me gustaría decir que el nacimiento es ya en sí la bendición que les damos a nuestros bebés, recuerda ese momento en el que por primera vez tu bebé estuvo en tus brazos, recuerda lo que le dijiste en voz baja, en silencio,  recuerda eso que le susurraste, esas primeras palabras que quedarán grabadas en lo profundo de sus corazones, incluso si no lo pudiste decir verbalmente y solo lo pensaste, esas fueron tus primeras palabras para recibirle. Foto. Angela Gallo.  Melbourne. Womb Warrior. Doula, Birth Photographer, Birth Business Mentor. Ahora bien, si te gustaría hacer una bendición, un momento ritual donde puedas expresarle todo tu amor, te propongo un momento de amor en familia, puedes hacerlo incluso si tu bebé ya no es recién  nacido, siempre como hijas e hijos estamos a tiempo de recibir palabras de amor de nuestra madre. ¿ Qué es una  bendición? La palabra bendición viene de una palabra compuesta que en palabras simples es el Bien Decir, Bien Decir algo de alguna persona, Bien Decir algo sobre su vida, sus decisiones. Y para muchas personas es desear el mayor bien para alguien. Recibir bendiciones de nuestra madre es muy poderoso, por qué, por que con nuestra madre es con quien entablamos nuestra primera relación con el mundo, con los efectos, con la vida en este planeta Tierra. Este momento, puede ser de mucha bendición también para ti como madre, tal vez es un momento en el que tu ser bebé interno recuerde, escuche esas palabras de amor de madre, ahora que es momento de maternar también es momento de ser  la que se ama, la que hace del amor el suyo propio, tal vez sea un momento en donde puedas sanar ausencias, heridas, dolores del pasado que te limitan a amarte en el presente. Foto. Angela Gallo.  Melbourne. Womb Warrior. Doula, Birth Photographer, Birth Business Mentor. ¿Cómo preparar una bendición para tu bebé? Aquí una propuesta, esperando te sea de inspiración:  Prepara un té para bañarle, hierve agua con un poco de manzanilla y/ o lavanda, estarás poniendo flores por excelencia relajantes, purificantes y de bendición. Puedes prender una vela imaginado que esa luz , es la luz de tu corazón y la de bebé unidos. Pon una música relajan, llena el espacio de flores y aromas que te gusten. Baña a tu bebé, con esa agua de manzanilla y lavanda que has preparado, y mientras le bañas recuerda junto con bebé los momentos de embarazo, su nacimiento, recuerda eso que sentiste cuando por fin estuvo en tus brazos, límpiale simbólicamente el miedo, los pensamientos de sufrimiento si es que en algún momento del embarazo, del nacimiento, o del posparto los tuviste o los tienes, dile con palabras cuanto le amas, recuerda con tu bebé que vienen del amor  y viajan al amor, que la salud imperecedera, la realización, la libertad y la alegría son su derecho y les pertenecen, que nunca lo olviden y pide a tu corazón que este disponible para recordar lo que tu bebé te ha venido a recordar, que la enseñanza que tienen juntos se aprenda con amor, dulzura y gracia. Termina el baño y dale un suave masaje con un rico aceite natural, puede ser aceite de coco que es fácil de conseguir, pidiendo que con este aceite, se queden grabados en su piel todos los pensamientos de amor, y las bendiciones que le has dicho. Te comparto unas ideas de bendiciones que me ha inspirado una canción, escucha a tu corazón lo que le quiere decir a tu bebé: "Retoño mío esta es la bendición de tu madre......Nunca olvides el amor ni un momento Que siempre tu Señor del Universo sea El AMOR, la guía de tu corazón... Recordando el Amor, todos tus errores sean purificados Y todos nuestros ancestros son acogidos y salvados Que siempre el Amor sea tu canto, el Amor esta en tu interior, el Amor es infinito Que ames estar en compañía de los que aman Que tu prenda de vestir sea la protección del amor Que tu sustento sea el canto del amor Bebe el nectar del amor y vive una larga vida, que el Amor sea el tuyo propio y tus deseos se cumplan. Que la preocupación nunca te consuma, has de tu mente el abejorro Y que los pies del Amor sean el loto de tu vida Como el gavilán encuentra la gota de lluvia y prospera... Inspirado en "Mother´s Blessing" de Snatam Kaur Aquí la liga al video: Snatam Kaur Bendicion de tu madre Y por último te comparto una hermosa bendición que Alison Bastien, partera y maestra de muchas doulas y parteras nos ha compartido: "Que vivas lo suficiente para recordar a que has venido" Foto. Angela Gallo.  Melbourne. Womb Warrior. Doula, Birth Photographer, Birth Business Mentor. Que disfrutes mucho del ritual, de tu maternidad, que siempre sientas el amor de todas las madres a tu alrededor, que siempre sientas el poder y el soporte de todas, y como juntas te sostenemos y nos sostenemos. #LaComadreLila, Instagram: @lilalaguerrera Texto por: Lila Guerrero Madre, doula, autora y gestora general de COmadres. Ponte en contacto directo conmigo: lilaromeroguerrero@gmail.com
>> Leer más

Piel radiante en el posparto, cuerpo de actriz, cara de ángel, pues que aquí no ha pasado nada!!!! 0___o 1 (mié, 07 sep 2016)
Acabo de leer este artículo de la revista "Hola", sobre los efectos hormonales enla piel después del embarazo y parto:  ¿Cómo influyen los cambios hormonales en la piel tras elparto?, tomando en cuenta que es el resultado de una entrevista a undermatólogo  "reconocido" y que obvio va a apoyar las intervenciones dermatológicas para "mejorar la piel del posparto", tiene algunos datos interesantes, como madre que ya lo vivió, y como doula, rescato algunos puntos y agrego algunas recomendaciones para nuestro auto cuidado y auto amor, pues tomemos en cuenta que esto no se trata sólo de la vanidad de querernos ver bien, es sobre todo de tratar el bienestar siempre. (Voy a ilustrar el texto con un par de imágenes de mujeres radiantes, están Olivia Wilde y Drew Barrymore , que son citadas en el artículo de la revista “Hola” que les comento,  son fotos que me encontré en la red, de ellas siendo mamás, caminando por las calles, tan humanas, como todas, y algunas otras de madres y amigas que admiro muchísimo, mujeres como tú y como yo, como todas! ) Cito dos párrafos:  -  "En los primeros meses tras el parto, la piel todavía se encuentra en un período de adaptación post-embarazo: durante esta época, los niveles de progesterona y estrógenos descienden, y los niveles de las células inflamatorias se encuentran en fase de recuperación. Es por ello que en los primeros meses, la piel muestre signos de sequedad, flaccidez y pérdida de luminosidad, entre otras cosas". Hola.com - "llamamos simple y llanamente ojeras, y son uno de los signos más evidentes del cansancio acumulado y la falta de sueño. Según nos explica el especialista, 'existen diferentes tipos de ojeras..." Hola.com El gran asunto con este tipo de artículos  es que para empezar nos ponen de ejemplo a las princesas de Hollywood, cuya realidad materna no tiene nada que ver con el 99% de las madres del mundo ( estoy siendo dramática con la cifra para ponerlo un poco más evidente jejeje), sin embargo algo que si compartimos es la demanda que se nos hace a las mujeres de "lucir siempre bien" "lucir como si no hubiera pasado nada", "lucir guapas y hermosas, superadas y en centro" y por supuesto no ser "intensaaaas" y claro que cuando una se ve en el espejo, puerpera, a días, meses o aveces un par de años de haber parido, en ocasiones desbordando emociones a lo que el mundo etiqueta "intensa" y no nos parecemos ni un poco a estas madres de portada, pues pensamos que algo andamos haciendo mal, que obvio no somos las mamás 4x4 como Drew Barrymore u Olvia Wilde.  Como son "los modelitos a seguir"  como muchas otras famosas, por que son figuras publicas y por que son a quienes nos ponen  los medios para que las tomemos como modelos, lo mismo antes o después de ser madres, el tema es que los cuerpos de las mujeres siempre están siendo juzgados y queriendo que encajemos en un modelo de belleza que no se parece tantito a lo que en realidad somos, vivimos, sentimos, y mucho menos hablemos de bienestar, un dicho de cuando yo iba en la secundaria decía "antes muerta que sencilla" a lo que yo agregaría  "antes muerta que gorda" o "la belleza duele" , seguro ustedes se saben muchos más, o como decía hace poco un artículo que leí: "muere joven y deja un bonito cadáver"...  Entonces estos artículos que bien pueden estar "bien intencionados" jajajaja (no lo creo), ponen a un señor de ciencia a hablarnos de como tener una "piel" tan chula como la de las madres hollywoodenses, quiten la palabra "piel" y pongan el nombre de alguna área de nuestros cuerpos, por que siempre se trata de eso, de hablar de nuestros cuerpos,  pero apenas y se menciona  la fatiga del posparto, sobre lo que implica no sólo físicamente, también emocionalmente ajustar nuestro reloj biológico a las necesidades de nuestros cachorros, que no sólo necesitan teta, necesitan el alma y el cuerpo de nosotras las madres, tampoco hablan de qué alimentos podríamos consumir para sentirnos más fuertes, con más ánimo, fomentar la producción de leche, y donde además la salud de nuestra "piel" sea una consecuencia benéfica más no el fin de una serie de hábitos de auto cuidado.  Queridas comadres además de alzar la voz por lo injusto y poco realista del artículo con nosotras mismas (las madres comunes y corrientes de todas partes) sobre todo por que de ningún modo habla de bienestar, del poder de la comida de buena calidad, biológica y de temporada (es decir de lo que podemos encontrar en nuestros mercados), me gustaría hacer una contra-propuesta.    Tres mujeres mexicanas, dos madres, una partera, un trío que vive, sabe, siente y cree profundamente que Parir esPoder. La partera Zaskia Vargas, mi muy querida amiga y madre Sara Rivera y yo mera.   Después del nacimiento de nuestros retoños, el cuerpo esta pasando por una montaña rusa de hormonas, y además agrego por un nivel de estrés ante la adaptación de la nueva dinámica en nuestra vida, por primera o segunda, o tercera, o cuarta vez , .... estamos al servicio de otro ser humano, y además sostenemos mucho más, puede ser la vida laboral, profesional, familiar, social, etc. Y si agregamos el querer alcanzar el estereotipo de la madre 4x4 que nos presentan los medios pues sumamos dosis extras de estrés y frustración, así que aquí, mi breve contrapropuesta de mortal a mortal, por el puro gusto de compartir y no por que sepa más, que seguro  ustedes se saben algunos truqillos de salud y bienestar que yo no me se, jejejeje...  Prefacio: A los que están cerca de la madre eviten comentarios respecto a nuestros aspecto, como:   Que demacrada te ves, tus ojeras están peor que nunca, si que fue duro te ves agotada, ay casi no se te nota que pariste ya casi te ves como si no hubieras sido mamá, ojalá no quedes panzona, si no te cuidas vas a quedar panzona, cómo que aún no te bañas, etc.  Si las madres queremos hablar de nuestro cuerpo lo haremos, te pedimos escucharnos sin juicio y mejor ofrecer ayuda muy concreta como en los quehaceres de la casa, o el cuidado de los niños mas grandes,  eso SÍ AYUDA! Una mamá mexicana, que vendía nueces por las calles y le exprese mi admiración, le compre nueces, le invitamos un par de vasos de agua y le pedí tomar una foto pues veía tan alegre a su niño en su regazo que la imagen me pareció digna de fotografiar, una mujer madre hermosa en tantos sentidos. Otro punto de vista sobre el bienestar en el posparto :  - Después de dar a luz no “debes”  tener otra cara más que la tuya después de  parir, ni parecer que no te paso nada, por que si te pasó, y que bueno... -Bebé duerme, mamá duerme, hazlo el mayor de veces que te sea posible, el sueño es alimento también, y no solo repone el cuerpo, también el alma y muchas veces reconforta nuestras emociones. En el posparto, hay muchas cosas ajustándose, además del cuerpo, escucha tus necesidades básicas, comer, dormir, descansar, tu cuerpo, tu bebé y tu familia lo van agradecer mucho.  - Toma agua y recuerda incluir caldos en tus comidas que además de nutrir, hidratan.  -Que tus alimentos sean preparados con buenas grasas vegetales: aceite de oliva, aceite de pepita de uva, aceite de coco por ejemplo. - Puedes untarte aceite de coco en cuerpo y rostro, tu piel necesita más hidratación  si decides lactar y este aceite es rico en hidratantes y antioxidantes,si deseas ponerle un toque de aromaterapia que calme tu sistema nervioso ,puedes agregarle unas gotitas de aceite esencial de lavanda, mi recomendaciónes, dos gotas de aceite esencial de lavanda en media taza de aceite de coco.  -No olvides comer hortalizas de hoja verde oscuro como espinacas, berros, acelgas, quelites, etc. Son altas en hierro y te ayudaran a recuperarte después de la pérdida de sangre durante el parto o la cesárea. -Recuerda consumir frutas, las que son ricas en vitamina C ayudan a que tu cuerpo asimile mejor el hierro.  -Tómate al menos 5 minutos diarios para respirar conscientemente, has consciente como estas respirando y una vez que lo hayas hecho inhala profundo y exhala leeeeento.  -Escucha música, no solo para bebés, también la que a ti te gustaba antes del embarazo o nuevos descubrimientos, la música estimula nuestro cerebro, nos motiva, nos pone en contacto con la parte sensible del mundo.  - Abraza mucho, acaricia, siente tu cuerpo, el que ahora esta naciendo en esta nueva etapa de mamá, es perfecto, es hermoso, está VIVO!!!!  -Y si, todas estas recomendaciones seguramente tendrán una repercusión en tu piel, pero no sólo eso, le darán un abrazo a esta que eres y que día a día, noche a noche, tetada a tetada, caricia a caricia, va naciendo, la mamá que eres Tú y nadie más! Bienvenida nueva mamá, por que todos los días estamos naciendo y siempre es un buen momento para ir a favor de nosotras mismas.  #LaCOmadreLila  Texto por: Lila Guerrero  Madre, doula, autora y gestora general de COmadres.  Ponte en contacto directo conmigo: lilaromeroguerrero@gmail.com 
>> Leer más

Mamá, a qué hora te vas? (jue, 21 jul 2016)
7 años con nueve meses para escucharla decirme: "¿Mamá, a qué hora te vas?" María termina su primer año en la primaria, con las manos llenas de trabajos, dibujos, obras de arte llegamos a casa de su abuela,  mi corazón celebrando su cierre en este primer año escolar, la abuela, la nieta y la madre nos fuimos a comer, esa noche mi hija iba a quedarse de pijamada con su abuela, yo agotada de un mes lleno de actividad con el cierre de año pero además con el cambio de escuela que habíamos decidido meses antes pues su actual escuela nos queda lejos de casa y los traslados se han vuelto realmente agotadores. María feliz de cerrar su primer año pero triste al mismo tiempo por despedirse de sus amigas y amigos, de su maestra que tanto quiere, de su escuelita que la acompañó a leer y a comenzar hábitos escolares, ella me ha articulado su enojo conmigo por no dejarla en su escuela, lo hemos hablado pero ella esta molesta y en sus propias palabras me lo dijo, eres la persona en quien mas confío en el Mundo, y cuando me siento enojada y no sé que hacer, me enojo contigo por que confío en ti, así que ella esta enojada y lo muestra conmigo. En cuanto doy el último bocado del plato, me dice: a qué hora te vas mamá? y yo le digo:pronto María, pronto, ella me replica: no, ya vete por favor. Me quedo helada, y le pregunto: estás molesta? quieres hablar? ... Y María me dice: No mamá, quiero que te vayas. Me quedo con un nudo en la garganta sin mucho que decir, sólo diciendo: entiendo que quieres estar a solas con la abuela pero con calma, ya me voy. Me despido de ellas, ambas con sonrisas y complicidad de disfrutar su tiempo a solas, yo con un nudo en la garganta y en el corazón, llego al encuentro con mi compañero y padre de mi hija, hemos esperado semanas por una tarde de novios, por una escapada a solas, yo le abrazo y comienzo a contarle la anécdota de la tarde, le cuento la ansiedad de mi niña por que me fuera, y luego un silencio que me permite escucharme y entonces articulo en palabras el miedo que se ha despertado, tal vez estaba ahí desde hace años, tal vez desde que María nació, tengo miedo que me deje de querer... Comienzo a llorar como una niña chiquita sin consuelo, y mi compañero me abraza me dice que eso no pasará, pero no hay consuelo ante esas palabras, solo el miedo a que mi niña no me necesite más, a dejar de ser el centro de su universo, a dejar, a soltar, a permitir que ella sea... Y así María y yo comenzamos una nueva etapa de amor, en la que ella se siente lista para que yo no esté siempre, con la autonomía de compartir y repartir su amor con otras personas, por que yo su mamá, soy su mamá, pero ella requiere de más personas para experimentar el afecto, de tiempos donde sienta que recibe amor y comparte vida con más personas que su mamá. Pero acaso no la críe  con vínculo y contención de bebé para que ella se sintiera segura de mi amor? ahora soy yo la que duda, la que se pregunta, la que llora por su ausencia. Recuerdo todavía esos primeros días a su lado, ella pequeñita necesitando de mis brazos, de mis pechos, de mi calor, ese llanto en cuanto la ponía en la cama, esas mañanas y tardes eternas mirando por la ventana pensando que nunca iba a terminar la cuarentena, la maternidad, el encierro, añorando el momento en el que pudiera estar sola , recuerdo el llamado incesante de MAMÁAAAA... Ahora mi propia niña me ha pedido que me vaya, que la deje a solas tejerse en sus relaciones, y en silencio me doy cuenta de mi miedo, de mi llanto, este llanto no es el de su mamá, es el de mi yo bebé, mi yo niña llorando por el miedo a que me dejen de querer, algo dentro me pide escucharme, no echar encima de María mis ausencias de cariño, mis faltas, mis necesidades de afecto, he cuidado a esta hermosa hada, le he cuidado unas alas para volar, le he cuidado para que VIVA, y se bien que el vivir no siempre será a mi lado, el mayor porcentaje de su vida se tejera muchas veces lejos de mi cuerpo. Así que tomo aliento y dentro de mi digo:  vuela alto preciosa, VIVE VIVE VIVE, honra esta preciosa vida que llevas palpitante dentro, VIVIENDO, mirare tus vuelos altos y hermosos y me tocará celebrarlos, y otras veces tal vez no pueda siquiera mirarlos, me tocará escuchar los relatos de tus aventuras y tu vuelos, y un día si la vida nos lo permite te miraré amar y querer cuidar con tanta pasión la vida, el alma y el cuerpo de otras personas, te miraré llorar por que tal vez alguien no corresponda a ese amor que tu des, te miraré celebrar el que si te correspondan, y veré como haces tus maletas para tejer nuevas aventuras fuera de este nido, mis brazos y nuestra casa, para verte construir tus nidos y tus a-brazos, se bien que el ahora me muestra como amar sabiendo que nada me pertenece, que el que necesites cada vez un poco menos de mi presencia nos hace bien a ambas, tus alas no merecen las jaulas de un supuesto amor, mereces el amor que deja volar.  Y una vez más la presencia y el ser como es de María, me muestra algo que en mi duele y que no tiene que ver con nuestro amor, tiene que ver con algo muy viejo, el dolor a que no me quiera no es suyo, es mío, es de mi historia de vida pasada y añeja, el miedo no es amor, así que libero ese miedo en estas letras, ese miedo a no sentir el cariño, hemos caminado estos siete años juntas para no necesitarnos... Y es que esta es la paradoja de la crianza con vínculo, NO CON APEGO, el vínculo se extiende, se expande, el apego se pega, se hace pegajoso, se nutre de la necesidad, el vínculo se nutre del dinamismo del AMOR. Criamos con vínculo para permitir que el amor se expanda, cuando María era bebé, no podía verlo, no sabía lo que unos años después nos depararía la vida, le crié de bebé cerquita mío, pegadita piel con piel, con teta, con salivas, con besos, con lagrimas, con fluidos lácteos, con masajes, con tiempos juntas que parecían eternos, cuerpo a cuerpo, pidiendo un ratito a solas, y ahora me viene la paradoja, le críe cerca para dejarle ir de poquito a poco , como un hilo invisible que cada vez se extiende más y más, le críe con vínculo para que poco a poco y debo reconocer que casi sin darme cuenta, la seguridad de este nuestro amor  le permitiera decirme: mamá, a qué hora te vas?, me enojo contigo por que eres la persona en quien mas confío en el mundo... He dejado desde hace un rato de ser el centro del universo de mi hija, la hermosa maestría emocional que nos regala la maternidad, este constante flujo vital, en el que permites la vida para dejarla vivir, la maternidad nos regala la oportunidad de encarnar el principio de LA MADRE VIDA, MADRE TIERRA, en nosotras las madres se experimenta el centro vital de la creación, en nuestros vientres permitimos la vida, la gestamos, la alimentamos, le permitimos nacer, la cuidamos, le procuramos lo necesario para que crezca fuerte y cuando toma fuerza le damos el espacio necesario para que VIVA, ser madre es estar en un constante pulso de expansión-contracción-expansión, en una apertura y cierre del ciclos incensante, es el permitirnos vivir y que se viva, es el disponer el cuerpo, el alma, las emociones a vivir, por que vivir es amor y el amor no se somete, no se retiene, así que, si hijita, de poco a poco me voy, por que la vida también me esta llamando a mi, y la paradoja es esa, mi amor siempre esta contigo por que la vida, tu vida, te pertenece, y en esa vida que vivimos, el latido del amor, de mi presencia viajan contigo. Yo siempre seré tu mamá, este o no físicamente cerca, ya dentro de ti, vivo yo y tu en mi, así que honremos la vida, el amor y VIVAMOS. Texto escrito por :  Lila Guerrero Madre, doula, artista escénica, autora y gestora general de COmadres. Sesiones personalizadas de acompañamiento posparto. Contacto: lilaromeroguerrero@gmail.com 
>> Leer más



co-madres blog

¡Forma parte de la comunidad! Inscribe tu e-mail, recibirás información importante con lo nuevo. Además de obtener descuentos en productos y servicios. Siempre a favor de tu bienestar y el de tu f

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.